BUSCADOR DE CONTENIDOS:

c1Las células madre, también llamadas células troncales o stem cells, son células del organismo cuya función no está definida, es decir, cuyo destino no se ha decidido aún y que, bajo unas condiciones determinadas pueden convertirse en células especializadas de diferentes estirpes.

En Traumatología nos centramos en las células madre mesenquimales, también conocidas como células madre de la médula ósea, células madre esqueléticas o células mesenquimales multipotenciales; son células progenitoras no hematopoyéticas aisladas de los tejidos humanos, especialmente del interior de los huesos y de los adipocitos (tejido graso).

No deben confundirse con los factores de crecimiento plaquetarios, proteínas que sólo se obtiene de la sangre y que pueden ayudar como señales regenerativas al organismo pero que por sí mismos no tienen la capacidad de regeneración. Las células madre se obtienen como hemos dicho de la médula ósea o del tejido adiposo, no se pueden extraer de la sangre periférica, y por sí mismas tienen la capacidad de regenerar tejidos con ayuda o no de señales proteicas como los factores de crecimiento plaquetarios.

La obtención de dichas células madre mesenquimales se realiza mediante la punción con un trócar de la médula ósea a nivel de la cresta ilíaca, mediante pequeñas incisiones. La sangre obtenida se mantiene con diferentes componentes que evitan su coagulación, se centrifuga y se filtra para obtener así el concentrado de células madre y poder infiltrarlo en la localización deseada. Es un procedimiento seguro que se realiza en quirófano y cuya principal ventaja es su carácter autólogo (se obtienen y se implantan en el mismo paciente), por lo que no hay posibilidad de rechazo.

Las principales indicaciones de este tratamiento en el campo de la Traumatolgía son:

  • Formación de hueso unidas a sustitutos osteoconductores como la hidroxiapatita: en casos de fracturas con pérdida de sustancia ósea, retardos de consolidación y pseudoartrosis.
  • Lesiones del cartílago como las úlceras condrales y la artrosis (con el objetivo de retrasar el tratamiento final mediante una prótesis total de rodilla.
  • Necrosis avascular de la cabeza femoral (NACF).
  • Cirugía ligamentosa realizada mediante plastas tendinosas: por ejemplo en la cirugía de reconstrucción del ligamento cruzado anterior de la rodilla (LCA) se ha demostrado que mejora y acelera tanto la integración a los túneles óseos como la ligamentización de las plastias.
  • Lesiones meniscales.
  • Patologías tendinosas: tendinopatías crónicas y roturas tendinosas.

¿HABLAMOS?

Solicite su cita sin ningún tipo de compromiso. Estaremos encantados de poder estudiar y valorar su caso de forma personalizada.